¿Adónde vamos, papá?

¿Adónde vamos, papá? es un libro escrito como una carta de amor que un padre le dedica a sus dos hijos con discapacidad. Basado en una historia real, el autor Jean-Louis Fournier es un afamado escritor francés además de humorista, guionista, realizador de televisión. 
Jean-Louis tiene una postura realista ante la situación familiar y con frases sencillas y claras relata cómo es su día a día con mucho humor, sátira e ironía. Cuando nacieron sus hijos no entendía ni qué era la discapacidad, le costó asumirlo, pero poco a poco fue aceptando la situación.
«Cuando erais pequeños, alguna vez, en Navidad, tuve la tentación
de regalaros un libro….. Nunca llegué a hacerlo; no valía la pena, no sabíais leer.
Jamás sabréis leer. Vuestros regalos de Navidad serán siempre cubos o cochecitos…» 
Como dicen estas líneas al principio del libro, Jean-Louis escribe este libro destinado a sus hijos a sabiendas de que nunca entenderán el contenido destaca por el sentido del humor muy ácido y muestra realidad, tristeza, amor, ternura y optimismo. Comparte sus vivencias e incluso se toma con humor la diversidad funcional de sus hijos al decir que él no se tiene que preocupar de los trabajos o los estudios de sus hijos ya que nunca tendrán uno. La ironía utilizada en ocasiones puede percibirse como cruel que podemos entenderla como mecanismo de defensa o como una forma de desdramatizar la situación que le toca vivir, aunque el mismo autor habla de que así es su forma de ser y de afrontar la vida. 
A pesar de todo este sarcasmo y este especial sentido del humor se puede apreciar el amor que siente por sus hijos y la tristeza que le produce el ver que sus hijos no podrán disfrutar de la vida de la misma manera que él disfruta y su afán de protección. 
En 2008 este libro recibió el premio Femina, un premio literario francés, creado en 1904 por 22 colaboradoras de La Vie heureuse y la revista Femina cuyo jurado está compuesto exclusivamente por mujeres.

“Me burlo de mis niños como Cyrano se reía de su propia nariz”
Entrevista aparecida en La vanguardia el 8 de febrero de 2009. Xavi Ayén  

Comparte esta entrada:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Relacionado:
Fernando Aramburu
ictus, novela
Cristina Sánchez-Andrade
aceptación, hermanos, maternidad, respeto, sindrome de Down, tolerancia