Vincent Van Gogh fue uno de los principales pintores del postimpresionismo (1853-1890). Pero su gran faceta y capacidad artística, no es lo que le hace aparecer en este blog. Ayer día 10 de octubre fue el día de la Salud Mental y por ello aparece hoy por aquí. Hoy en día se piensa que el pintor presentaba varios problemas psiquiátricos, como trastorno bipolar con episodios de depresión y esquizofrenia paranoica. En la época en la que vivió el pintor no se trataban de una forma coherente y correcta los problemas relacionados con la salud mental, como mucho ingresaban en un manicomio, con una concepción bastante distinta a la que tenemos hoy en día de estos centros terapéuticos, y allí permanecían el resto de su vida en condiciones más bien infrahumanas. 

Van Gogh escribió más de 800 cartas, de las cuales más de 600 fueron destinadas a su hermano menor Theo. Estas cartas constituyen el mejor testimonio de la existencia del pintor ya que en ellas refleja su evolución tanto pictórica como sus crisis personales y de existencia. Su hermano constituyó el soporte más fuerte en su vida y en sus aspiraciones artísticas. Van Gogh escribió la última carta a su hermano Théo un domingo. Salió a los campos de trigo de Auvers armado con un revólver y se disparó en el pecho. Todas Las cartas salieron a luz en 1913, a través de la viuda de su hermano Theo, a pesar de que sentía inquietud al mostrar la dramática vida del autor y no quería que estas cartas eclipsaran la obra del pintor. 

En Cartas a Theo encontramos una selección de todas estas cartas escritas que nos van a mostrar un pintor distinto en el que no sólo vamos a valorar la obra sino que vamos a ver el reflejo de su atormentada existencia y cómo se refleja pictóricamente. 

Un enlace muy interesante es Vangoghletters, donde podemos encontrar las cartas en línea y hacer nuestras propias búsquedas de las cartas, bien sea por fecha o por lugar dónde se escribieron, además de poder ver una biografía y contexto histórico, ver una evolución de Vincent como escritor 
Robert Altman llevó a la gran pantalla la relación entre las vidas de los hermanos Van Gogh en la película Vincent y Theo. Muestra la relación entre el obsesivo y brillante pintor y su hermano, la vida y obra del artista que encontró en su hermano la comprensión y el amor necesario dentro de sus problemas mentales y su lucha conjunta frente a estos problemas. Aquí podemos ver un fragmento de la película:

Comparte esta entrada:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Relacionado:
Iván Mata
aceptación, aprendizaje, cuentos, literatura infantil
Paola Peretti
aceptación, discapacidad visual, Enfermedad de Stargardt, niños con discapacidad, novela, Paola Peretti