Cierra los ojos y mírame

Es curiosa la creación de esta novela juvenil. La han escrito dos personas, Manuel Enríquez desde Madrid, un veterinario que sufrió una enfermedad ocular degenerativa que le dejó ciego con 40 años. Y Ana Galán, desde Nueva York, también veterinaria que en 1989 se marchó a vivir a Estados Unidos. Allí descubrió la asociación Guiding Eyes for the Blind y se dedicó, entre otras actividades, a criar perros guía. 
Los autores se han conocido personalmente por primera vez el día 3 de octubre de 2012, en la librería Alibrí donde se ha presentado el libro tras casi dos años de relación en línea para la elaboración de la novela.
La historia de esta novela que me ha descubierto Laura Soto, es semi autobiográfica puesto que cuenta la historia de David que tras un accidente de coche se queda ciego. Tiene que aprender a comer, a vestirse, a leer, a realizar todas las actividades de la vida diaria que antes realizaba solo. El cambio al que se ve sometido su vida lo lleva a conocer a Blanca que es la persona que ha adiestrado a Kits el perro lazarillo de David. Poco a poco entablan una amistad y les unirá algo más que Kits.
Es una novela de superación y de amor, de optimismo y de fuerza ante la adversidad. Blanca y David nos van contando su historia en capítulos alternos en los que vamos a ir conociendo por un lado el mundo de la ceguera y por otro el del adiestramiento de los perros. Contradictorio de por si el título, nos invita a adentrarnos en la forma de ser, en el interior del resto de las personas, a no quedarnos en algo superficial.

Otras reseñas y entrevistas a los autores:

Comparte esta entrada:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Relacionado:
Fernando Aramburu
ictus, novela
Cristina Sánchez-Andrade
aceptación, hermanos, maternidad, respeto, sindrome de Down, tolerancia