De cero a diez, hacer frente al dolor crónico

Una buena amiga me comentó hace tiempo que la autora portuguesa Margarida Fonseca vendría a Salamanca el Día del Libro, 23 de abril,  a la Casa de las Asociaciones a presentar su libro “De cero a diez”. En principio escuchar la palabra “libro” ya hizo interesante la propuesta. Y cuando escuché sobre la temática me atrajo más todavía.

De cero a diez es una novela sobre el dolor crónico, sobre estas discapacidades invisibles que afectan en el día a día y que cada persona lleva de la mejor manera posible y siempre en soledad. No es fácil hacerse a la idea de que el dolor te acompañará durante el resto de tu vida, que tus posibilidades se limitan, que vas a tener que escuchar a tu cuerpo en el día a día para poder llegar al final de la semana y que tendrás que aprender a vivir con ello.

Margarida, en esta novela, nos presenta a Leonor, una mujer con una enfermedad crónica que ve como su vida queda sumisa ante las órdenes de su dolor. María, basada en una amiga suya real, es un personaje fundamental en el desarrollo de esta historia, durante la cual también conocerá a su pareja, quien se implicará de lleno. El resto de personajes que aparecen son muchas de las personas con las que se entrevistó para poder realizar este libro. Todos ellos arropan a Leonor y consiguen que el día a día sea llevadero y que acepte que el dolor y la fatiga serán sus nuevos compañeros que la acompañaran.

En principio un libro poco apetecible para las personas que sufren estos dolores, pero su lectura nos aporta una lección de aceptación, de constante lucha y de esperanza.

Los lectores empatizan rápidamente con la autora que sabe muy bien que es vivir con dolor desde por la mañana con la fatiga cortejándola continuamente, que conoce como es enfrentarse a una sociedad que no comprende una enfermedad sin signos visibles. Ella misma relata como la gente al ver sus manos se apenan ante ese dolor cuando eso es lo más insignificante, frente a su dolor de espalda, de pies o de cadera. Pero eso no se ve, se siente. Una enfermedad musculoesquelética te hace parar, reflexionar y tomar decisiones. La importancia de la familia y de los amigos cercanos es fundamental, explicarles cómo afecta en día a día y cómo hace sentir a quien lo padece. Su comprensión y ayuda es primordial para seguir adelante. Nunca se llevarán el dolor ni sabrán realmente lo que se siente, pero su apoyo se convierte en otro tipo de terapia no farmacológica.

Margarida, una escritora portuguesa con más de un centenar de libros escritos, es una mujer sensible, cercana y que aprecia cada instante de su vida. Su sonrisa, más luminosa cuanto más dolor tiene, es lo primero que llama la atención. Ha sabido asumir su enfermedad crónica y consigue aceptar sus limitaciones con su fuerza interior y con la comprensión e inestimable ayuda de su marido, sus hijos, su familia y los amigos.

En este libro, las personas con estas enfermedades encuentran un abrazo amigo y los familiares logran empatizar y entender que es lo que se siente, porque no sólo es dolor, sino también impotencia y miedo ante algo que es de por vida y que no hay ningún tratamiento eficaz.

Comparte esta entrada:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Relacionado:
Fernando Aramburu
ictus, novela
Cristina Sánchez-Andrade
aceptación, hermanos, maternidad, respeto, sindrome de Down, tolerancia