Siempre que había oído hablar de Henning Mankell lo había relacionado con la novela negra. De hecho, en 2006 fue galardonado con el Premio Pepe Carvalho, que reconoce a autores de prestigio y trayectoria reconocida en el ámbito de la novela negra. ¿Quién no ha leído, o al menos conoce, alguna historia en la que el inspector Wallander era el protagonista? Pero he de reconocer que no conocía su faceta de escritor dirigido a un público juvenil. 
Sofía es la protagonista de El secreto del fuego, libro que pertenece junto a La ira del fuego y Jugar con fuego, a una trilogía sobre las dificultades que vive en Mozambique una mujer. 

Sofía, su madre y María, su hermana, tienen que marchar de su poblado tras ser saqueado y buscar un nuevo lugar donde vivir, un hogar donde poder comenzar de nuevo. Encuentran otro poblado donde por las mañanas trabaja duramente en el campo y por las tardes tiene la oportunidad de asistir a la escuela. Un día, jugando con María, pisa una mina anti persona y ambas hermanas terminan en el hospital. María fallece y Sofía pierde las piernas

A partir de aquí el proceso de aprendizaje es continuo en Sofía. Una niña con tantas ganas de vivir, con muchos sueños, con curiosidad y con alegría se ve obligado a enfrentarse a una realidad.
Es una historia desgarradora y dolorosa pero cuajada de amistad, de valores familiares, de solidaridad, de colaboración y de fuerza y positivismo. Sofía es capaz de superar una tras otras las dificultades que la vida le va mostrando, siempre con una sonrisa y tratando de sacar el mayor beneficio de las mismas. 
Rosa Mª Martínez Riutort ha profundizado en el libro y nos ofrece un blog con propuestas para antes, mientras y después de la lectura del libro, además de enlaces a la historia de Mozambique que nos sitúan en el contexto del libro. Echa un vistazo: 

Presentación audiovisual de la novela «El secreto del fuego» de Henning Mankell

Comparte esta entrada:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Relacionado:
Fernando Aramburu
ictus, novela
Cristina Sánchez-Andrade
aceptación, hermanos, maternidad, respeto, sindrome de Down, tolerancia