El sueño de la tortuga azul

Coral Gil es la autora de este maravilloso cuento y la tía de Ana, una niña con síndrome de Down. Las ilustraciones de Anna Yuste acompañan todo este relato que te engancha desde el principio y hace que alguna lágrima caiga. Pero para nada de tristeza, sino de alegría y de optimismo pleno. 
El cuento relata los momentos anteriores al nacimiento de Ana. En la barriga de su mamá va teniendo unos sueños y va aprendiendo que son los olores, los colores, los sabores… Tiene muchas ganas de nacer y una gran impaciencia por ver qué va a rodear su vida. Así, conoce una tortuga que le enseña la importancia de tomarse el tiempo necesario de disfrutar de las cosas, de tener paciencia… Por eso Ana desea nacer tortuga. 
Como bien dice Coral en el libro, “Se dice de ellos que tienen Síndrome de Down, que son discapacitados, y algunos otros adjetivos menos afortunados. Yo, creo que tienen Síndrome del Don y que es lo más cercano que podrás estar jamás de un verdadero Ángel”. Todos los padres desean que sus hijos sean niños sanos y se abre un mundo de esperanza e ilusión para ellos. Pero a veces todas las expectativas se truncan al saber que el niño va a ser diferente, que el camino va a ser con dificultades distintas a las de otros niños lo que no significa que carezcan de valor. Al contrario, van a estar llenas de amor y de superación. 
Ana ha devuelto a Coral las ganas de escribir y la familia sólo encuentra en ella cosas positivas, “Ana nos hace valorar más las cosas sencillas de la vida, nos ha hecho más tolerantes, más valientes, más conscientes, nos he enseñado a «desaprender» para sentir más, nos ha hecho más humanos” 
Este cuento está autoeditado y se vende en la editorial Lulu. La autoedición significa que se imprime en el momento en que se pide el libro, pide el tuyo porque es un cuento directo al corazón, lleno de emotividad y sensibilidad. Y por supuesto optimismo. 
Páginas y reseñas de interés:

“El camino no es un camino de rosas,
y si bien en todos los caminos uno puede encontrar algo maravilloso,
sólo en los caminos desconocidos,
aquellos por donde poca gente se atreve a transitar,
quizá porque son más duros de recorrer,
es donde se encuentran especies extraordinarias
con propiedades inimaginables” 

Coral Gil

Comparte esta entrada:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Relacionado:
Fernando Aramburu
ictus, novela
Cristina Sánchez-Andrade
aceptación, hermanos, maternidad, respeto, sindrome de Down, tolerancia