Un chico con discapacidad intelectual, Charlie Gordon es el protagonista de Flores para Algernon, que primeramente fue publicada como relato en 1959 en The Magazine of Fantasy & Science Fiction y, posteriormente como novela, ganadora de un Premio Nébula y adaptada al cine en la película Charly (1968).
Contada como un diario Charlie Gordon es una buena persona y feliz que va relatando las dificultades que se encuentra día a día, las burlas de los compañeros de su trabajo y su lucha por ser una “persona normal”. Charlie es escogido por unos científicos para realizarle una operación quirúrgica experimental que le permita ser como otras personas. Un ratón de laboratorio, Algernon también es sometido a ello. A partir de entonces, la inteligencia de Charlie aumenta, la visión de su mundo se amplía a la realidad lo que conlleva una decepción, sobrepasa el nivel de inteligencia normal hasta convertirse en un genio… Llega un momento en que comprende q los que consideraba amigos se burlaban de él, que se da cuenta de los defectos y debilidades de las personas. Algernon experimenta también cambios de conducta hasta que muere, y Charlie que ha visto su progreso, se desespera.
Está considerada como uno de los mejores relatos de ciencia ficción destinado a todos los públicos que sorprende para la época en la que aparece el texto. La psicología y el trasfondo científico unido a la ternura con la que se expresa Charlie y los temas que trate (amor, afecto, fuerza de voluntad, el destino….) le dan un toque de actualidad.

Comparte esta entrada:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Relacionado:
Iván Mata
aceptación, aprendizaje, cuentos, literatura infantil
Paola Peretti
aceptación, discapacidad visual, Enfermedad de Stargardt, niños con discapacidad, novela, Paola Peretti