Óyeme con los ojos

Horacio es un niño sordo que perdió la audición a los cuatro años, tras un accidente. En sus recuerdos aún quedan algunos sonidos con los que logra reconstruir un mundo. Pero cada vez ese mundo se le hace más lejano puesto que va olvidando esos sonidos y el mundo que construye tiene nuevos sonidos que inventa puesto que no llega a conocerlos.
La autora de este libro destinado a niños a partir de 11 años es Gloria Cecilia Díaz, colombiana residente en París, cuya prosa se aleja de la sensiblería, es sencilla, natural y con gran sentido del humor. 
Hay una serie de valores que se pueden apreciar en el libro. Por ello quizás la sensibilidad que posee Laura Soto consideró que sería bueno que apareciera en Discalibros. En el libro se aprecia el rechazo que puede haber hacia las personas sordas causado por el desconocimiento total de cómo hacer posible la comunicación, algo que habiendo disposición entre ambas partes, siempre puede ser factible. 
Por un lado habla de respeto y tolerancia ante un niño con unas limitaciones diferentes a otros niños, la sordera. Ante ello el protagonista tiene que ser capaz de desarrollar otros sentidos y lograr, a través de ellos, apreciar lo que le rodea. A lo largo de toda la narración se aprecia la importancia del entorno visual «Mi hermano Claudio dice que soy un mirón, pero es que mis ojos son también mis oídos» y con esta sordera tiene que aprender a vivir, hacerse su mejor amigo para poder enfrentarse a las dificultades y alegrías de la vida. Y por otro lado hablamos del desconocimiento antes mencionado hacia la sordera que genera un miedo y una inseguridad. 
Horacio ante todo tiene una gran capacidad de superación, no quiere que le tengan lástima. El aprende la lengua de signos y con ello logrará comunicarse con su entorno más cercano. 
Este libro que nos habla del rechazo hacia las personas sordas termina siendo una historia viva con gran cantidad de metáforas y que ayuda tanto a niños como a adultos al acercamiento a otras personas que tienen limitaciones diferentes a las nuestras. 
Para todos los que estéis interesados, os dejo Actividades que propone la editorial Anaya para poder realizar antes y después de la lectura de este libro.

Comparte esta entrada:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Relacionado:
Iván Mata
aceptación, aprendizaje, cuentos, literatura infantil
Paola Peretti
aceptación, discapacidad visual, Enfermedad de Stargardt, niños con discapacidad, novela, Paola Peretti